TESTIMONIO: “Nuestro hijo ha tenido avances inmensos y he sentido apoyo incondicional en Psicoeduka”

TESTIMONIO: “Nuestro hijo ha tenido avances inmensos y he sentido apoyo incondicional en Psicoeduka”

0

En 2017 Alejandra Montero llegó a Psicoeduka con el fin de confirmar el diagnóstico TDA de su hijo Juan de Dios, el que anteriormente había sido descartado, pero su intuición de madre y la observación durante años de su pequeño, de investigar y estudiar su comportamiento y algunos rasgos “diferentes”, la hacían pensar y sentir que había algo más.

“Vamos a cumplir tres años y la experiencia con Psicoeduka ha sido un regalo. Primero porque me doy cuenta que no ‘estaba loca’ sintiendo que algo distinto estaba pasando con mi hijo y, segundo, porque llegas al lugar donde encuentras respuestas, apoyo, contención, cariño, un espacio de confianza, hasta para mí cuando he llegado derrotada, llorando o cansada porque esta aventura no es fácil. Llegas al lugar en donde lo que dudes o manifiestes siempre va a tener como respuesta primero una sonrisa, luego la explicación y finalmente el consejo o recomendación. Como mamá de un niño TEA he sentido apoyo incondicional, y el espacio para ir entrando a este universo y comprenderlo”, cuanta Alejandra.

Sobre la primera etapa de la vida de su hijo y el comienzo del proceso, Alejandra comenta que “al principio cada día era complejo, ir descubriendo que tu hijo se relaciona y se manifiesta de una forma distinta a lo ‘normal’, que pareciera que por más empeño y cariño que colocas en formarlo, hablarle, explicarle… es como si todo ese esfuerzo quedara en nada. Todo lo que se espera que haga, diga o desarrolle para un niño de su edad, no tiene la velocidad ni la profundidad que uno como mamá espera, es en extremo frustrante. Pero también empiezas a ver que en tus manos hay un tesoro, una caja llena de preguntas y respuestas muy distintas a las que acostumbrabas tener y eso, sin duda, hace que entres en un universo que se te regala a través de tu hijo. Sin él presente en nuestras vidas, sin duda tendríamos una vida muy distinta, pero sin la riqueza de una nueva mirada que nos sorprende, nos emociona y nos hace sentir el orgullo de caminar junto a él”.

En cuanto al progreso de Juan de Dios en Psicoeduka, destaca que “ha tenido avances inmensos, que se manifiestan en la capacidad de relacionarse con sus pares en forma diametralmente opuesta a cuando llegamos. Pero sin duda alguna, el avance más grande se ve en su autoconocimiento, en poder identificar sus emociones y saber que tiene el espacio para manifestarlas, siempre desde el respeto por lo demás. Se ha vuelto un gran observador de las personas y sus características. Me sorprende cuando habla de alguien en particular y es capaz de definirlo en una oración.

Respecto al trabajo y la metodología del Programa Interdisciplinario Escolar que integra Juan de Dios, Alejandra indica que “es de gran apoyo para todas las áreas de desarrollo de Juande en el Colegio. Siempre había existido en nuestro caso esa desconexión entre el Colegio y las profesionales que atienden a Juande, pero en nuestro caso ha sido muy exitoso: se trabaja en equipo, se llegan a acuerdos que tienen un programa y calendario definidos. Como mamá criando sola dos niños, hay veces que puedo estar super encima y otras no tanto, y las chicas siempre están atentas y presentes. Además, las profesionales de Psicoeduka han sido maravillosas desde el primer día, son mis ángeles de la guarda porque no solo Juande es quien es acogido y contenido por ellas, sino que todo el grupo familiar. Siempre están atentas a los avances, retrocesos, estados de ánimo cambiantes (los de la mamá también), respetuosas de los silencios y espacios. Es un equipo muy profesional, con vocación, se nota que trabajan desde el amor por las personas, van más allá del acompañamiento profesional. Existe el valor por la persona, el poder entender y amar cada uno de los universos que ellas encuentran, en cada uno de nuestros hijos”.

Finalmente, y respecto a si recomendaría Psicoeduka, Alejandra asegura que “lo recomiendo absolutamente, y ya lo he recomendado. Es el lugar donde encuentras un remanso después de haber caminado en la incertidumbre más grande. Ya no te sientes sola, todo va encajando y tus dudas ya tienen respuestas. Solo necesitas confiar, pero también ser flexible y valiente porque muchas veces vas a escuchar cosas para las que no estás preparada, o simplemente te niegas y no quieres que te las digan, pero entiendes que estás en el lugar indicado, con las personas indicadas y eso sin duda te regala el poder descansar después de dar una batalla interna que ha durado mucho tiempo. Renuevas fuerzas, respiras y sigues en esta aventura con la certeza de que estás acompañada y en el camino indicado”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.