La voz de los estudiantes en este nuevo retorno a clases

La voz de los estudiantes en este nuevo retorno a clases

La pandemia ha sido desafiante y, en términos educativos, enseñar a la distancia se ha consagrado como el mayor reto, lo que ha dejado en evidencia la necesidad de avanzar hacia una educación más integral. Según la Encuesta “Estamos Conectados” de Educación 2020/Ipsos, un 50% de los niños, niñas y jóvenes declararon querer mantener su autonomía, un aprendizaje más activo, clases cortas y tener más tiempo para estar con sus seres queridos en este nuevo escenario de regreso progresivo a las clases presenciales.

Ante tales necesidades y preferencias, es muy relevante repensar el modelo educativo en beneficio de estrategias que permitan involucrar a los y las estudiantes en su proceso de aprendizaje, teniendo en cuenta que valoran los elementos de una educación más humana, que considere sus tiempos y desarrollo de otros espacios. Por otro lado, en cuanto a las herramientas pedagógicas más efectivas y valoradas en el contexto de clases a distancia, tanto para estudiantes como docentes, tienen relación con el desarrollo de metodologías pedagógicas personalizadas, el uso de medios audiovisuales como recurso educativo, el trabajo con plataformas virtuales interactivas y proyectos grupales.
Este escenario pandémico ha obligado a implementar estrategias innovadoras en diversos ámbitos de la vida y, en educación, se han visibilizado las brechas e inequidades existentes entre los diversos tipos de establecimientos escolares, por lo que en este proceso de transición que se presenta, existe una oportunidad única de investigar en materia innovativa en educación, ítem que por muchos años fue dejado de lado.

En este sentido, es fundamental desarrollar un proceso pedagógico para el retorno de manera híbrida, con clases remotas y presenciales, de modo de respetar las medidas sanitarias y prevenir contagios. Así como también proveer dispositivos y conexiones que aseguren la posibilidad de involucrarse en el proceso de enseñanza a cada estudiante, docente y asistente de la educación; garantizar recursos y condiciones para el desarrollo del proceso educativo durante 2022 e informar de manera clara y oportuna sobre las decisiones en este retorno y los cambios que generan las medidas sanitarias; y entregar apoyo orientado al bienestar sicológico de la comunidad educativa, con campañas que prioricen el bienestar socioemocional y adecuar los espacios en las escuelas para realizar actividades, utilizando espacios al aire libre.

Del mismo modo, sería ideal poder planificar el uso del transporte, especialmente para que los estudiantes puedan asistir de manera segura y facilitar la distribución del material pedagógico a domicilio. Lo anterior, junto con incorporar más actividades extra programáticas como arte, música y educación física, para reforzar un enfoque integral en la formación de las y los escolares, y la necesidad de incorporar a todos los actores de la comunidad educativa en la toma de decisiones, considerado las necesidades, experiencias y realidades locales, regionales y de cada establecimiento. Por último, pero no menos importante, monitorear el bienestar emocional de estudiantes y profesores en apoyo con la red de salud.

Bibliografía
-Educación 2020 Encuesta “Estamos Conectados”.
-Unicef “Recomendaciones para el retorno a clases”.